Cómo construir un sistema EMS en seis pasos básicos (re-post)

[Publicado de nuevo en EMSWorld.com – 28 de septiembre de 13]

Los servicios de ambulancia son los que más brillan en la prevención de la muerte prematura y la discapacidad mediante el soporte vital básico (SVB). Aunque el soporte vital avanzado (SVA) puede ser más eficaz en el tratamiento de determinadas afecciones médicas, no hay duda de que el SVA es el que más beneficia al mayor número de personas y es la forma más rentable de salvar vidas en cualquier comunidad.

Más del 75% de la población mundial no tendrá que plantearse nunca un debate sobre las ventajas del SVB frente al SVA. Muchos países, sobre todo los más pobres, están muy lejos de proporcionar atención de SVA en el entorno prehospitalario. En general, simplemente no pueden permitírselo. Sin embargo, pueden permitirse el BLS, y lo necesitan desesperadamente.

Me di cuenta de ello cuando fui desplegado en Haití poco después del terremoto de 2010. Mirando a su alrededor, era evidente que, bajo los escombros, aunque no hubiera habido ningún terremoto y Haití hubiera dispuesto de todas las ambulancias del mundo con los sistemas más avanzados, la diferencia habría sido mínima en aquel entorno. Los sistemas EMS utilizados en los países ricos probablemente habrían fracasado. Haití no contaba con la infraestructura subyacente para responder a las emergencias, es decir, servicios de ambulancia puerta a puerta, cada vez que alguien llama. Aunque tuvieran una flota de ambulancias en cada comunidad, les faltaban las carreteras, los mecánicos, las piezas de recambio, los nombres de las calles, los números de las casas, los mapas y los teléfonos fijos para operar como lo hacen las naciones desarrolladas.

Pero en cualquier lugar donde haya un hospital, la gente va a querer llegar allí y, como proveedores prehospitalarios, nuestra función principal es evitar que los problemas empeoren. Detenemos la hemorragia en sentido figurado y literal, y de vez en cuando, nuestros esfuerzos pueden sacar a alguien del borde. Sin embargo, en cada caso nuestro objetivo es preservar la vida hasta que se disponga de un tratamiento definitivo o de una residencia para enfermos terminales.

Esto es algo que toda comunidad quiere hacer. Y teniendo en cuenta lo rentable que es la atención BLS, estamos convencidos de que es posible ofrecerla en cualquier comunidad de cualquier país donde alguien necesite asistencia médica de emergencia y transporte urgente. Trabajamos en colaboración con comunidades que no pueden permitirse los sistemas que gestionamos en comunidades de Norteamérica, Reino Unido y Australia. Haití ha sido nuestro foco de atención más reciente, y allí hemos aprendido que mejorar el acceso a la atención básica de emergencia es mucho más fácil sin la expectativa de SVA, ambulancias de alta tecnología y el envío del 9-1-1. Sólo tienes que responder a estas seis preguntas y las soluciones más factibles para tus problemas estarán mucho más claras:

1. ¿Qué tipos de emergencias médicas sufre más su comunidad? Pregunte a la gente de la calle, y a los médicos y enfermeras de las clínicas y hospitales, qué problemas agudos ven más. Los traumatismos, los partos y las enfermedades en el grupo de la infancia estarán probablemente a la cabeza de la lista. Reorientar la atención a esos pacientes.

2. ¿Cómo se avisa de la ayuda? Cuando alguien necesita ayuda, ¿cómo la obtiene? ¿Por teléfono, gritando, llamando a un transeúnte? Encuentre a todas las personas con las que podría ponerse en contacto y será conducido al núcleo de su fuerza de trabajo.

3. ¿Quién responde? Ya sea que el sistema dependa de una fuerza profesional o voluntaria, o incluso de benefactores al azar, estas son las personas que necesitan ser formadas y coordinadas, preferiblemente a través de un único medio de comunicación.

4. ¿Qué hacen? Entender lo que ocurre en el lugar de una emergencia, quién hace qué, cómo y por qué. En el lugar de un accidente de tráfico o de un parto hay mucha cultura, por lo que hay que trabajar para entender los comportamientos, actitudes y perspectivas de los miembros de la comunidad en respuesta a las emergencias médicas. Aunque el BLS es sin duda un objetivo importante de la formación, hay muchas otras prácticas que también deben entenderse.

5. ¿Cómo se transportan? Ya sea una ambulancia, una camioneta, un rickshaw o un burro, si se utiliza, es por una razón, así que multiplique y coordine estos recursos existentes.

6. ¿Dónde van? Los sistemas más avanzados de los servicios de emergencia, con todo el equipo más moderno, no sirven de mucho si el hospital no cuenta con los recursos necesarios. Las urgencias más avanzadas, con los médicos más preparados, no sirven de mucho cuando los pacientes siguen apareciendo en la puerta en su último aliento. La atención médica de urgencia es un sistema, y muchos de los hospitales de los países pobres se beneficiarían de la mejora del triaje de los pacientes y de la formación en materia de SVB.

En nuestros esfuerzos, descubrimos que las comunicaciones eran el talón de Aquiles del desarrollo de los SME básicos en entornos con recursos limitados. Pero también vimos que todo el equipo necesario ya estaba en marcha: la mano de obra, el transporte y las telecomunicaciones estaban disponibles y ya se utilizaban. La pieza más importante que faltaba era el despacho, que proporcionaría la tan necesaria coordinación y coherencia. Como ya sabíamos que la respuesta de las ambulancias puerta a puerta no era posible, se trataba de averiguar qué funcionaría en su lugar, y nuestra respuesta es muy parecida a la solución de la Asociación Americana del Corazón para mejorar los resultados de las paradas cardíacas: formar a todos los que puedan.

El producto resultante es Beacon, un software de envío de mensajes de texto desarrollado específicamente para comunidades que no pueden permitirse tecnologías de envío avanzadas. Hemos comenzado las pruebas beta, pero ahora nos encontramos en una especie de círculo vicioso: no podemos avanzar sin más datos, pero no podemos obtener más datos sin financiación, así que hemos lanzado una campaña de crowdfunding en IndieGoGo para intentar recaudar 75.000 dólares para ampliar las pruebas a tres lugares y mejorar el rendimiento del software. Si estás de acuerdo en que estamos en algo, y quieres ayudarnos a continuar nuestro trabajo, estaremos encantados de recibir tu apoyo en nuestra campaña de IndieGoGo hasta el 6 de octubre de 2013. Todas las donaciones son deducibles de impuestos, e incluso estamos ofreciendo algunos beneficios, como una moneda de desafío, una camiseta y el libro internacional del paramédico australiano Benjamin Gilmour, Paramédico: La vuelta al mundo en ambulancia.

Visite la página de nuestra campaña aquí: http://bit.ly/trekmedics-beacon

Jason Friesen, MPH, EMT-P, vive en Nueva York y es el fundador de Trek Medics International, una organización sin ánimo de lucro que mejora los sistemas médicos de emergencia en los países en desarrollo.

Scroll al inicio