EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCUCHE

Escrito por
Colonel Guillermo José Ramón Soriano Martinez
del Cuerpo de Bomberos de Manzanillo

El jueves 13 de julio, vivimos nuevamente una escena en la Playa Juan de Bolaño (Monte Cristi), demasiado común a las playas de nuestro país: un bebe de 2 años descuidado de la vista de su madre por una fracción de segundos fue arrastrado por la marea. En una fracción de segundos, los juegos en la playa se convirtieron en una pesadilla cuando el niño inconsciente fue retirado del agua.

Según la Organización Mundial de la Salud el ahogamiento es una de las 10 causas principales de muerte en menores de 25 años, y en nuestro país se registraron 2665 muertes por ahogamiento entre Noviembre de 2007 y enero de 2014, según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Muchas de estas muertes podrían haberse evitado con adecuada vigilancia y adecuado cuidado pre-hospitalario una vez retirada la víctima del agua. Sin embargo, ese 13 de julio, como es común en muchas de nuestras playas, no había ningún salvavidas o algún otro respondiente entrenado en primeros auxilios cerca que pudiera ayudar, excepto por un niño de 5 años. Este niño ha pasado el último año ayudando a su madre y a un grupo de jóvenes adultos a establecerse en la comunidad de Monte Cristi como grupo de respuesta a emergencias médicas junto con la ayuda de la organización no gubernamental Trek Medics International.

ss16_4_do_img

Cuando el niño escuchó los gritos de la madre y vió el cuerpo del bebé siendo sacado del mar, actuó. Se acercó corriendo a alguien y le pidió que llamara al Cuerpo de Bomberos de Manzanillo, central de comunicaciones desde la cual un grupo de despachadores, responde a las llamadas de emergencia recibidas a traves del telefono, y recoge la información en una plataforma online que envía un mensaje de texto a todos los respondientes capacitados en primeros auxilios de la zona. En este caso, tres de ellos se encontraban a sólo unos pocos cientos de metros de distancia de la playa. Tras leer el mensaje, Nathanael, Miguel y Osvaldo, se dirigieron al lugar del suceso donde usaron su entrenamiento en primeros auxilios para resucitar al niño y transportarlo en cuestión de minutos al hospital en uno de los motores especializados para el transporte de emergencias, conocidas como ‘eRanger’. Todo lo que se necesitó para salvar a este bebe fue un niño con el conocimiento de a quién pedir ayuda y un grupo de jóvenes respetables listos para actuar en cuanto una alerta de emergencia llegó a sus celulares.

yoel ambulance2_DR_img

Los últimos años hemos estado observando con deleite como en Santo Domingo se ha implementado uno de los Sistema de Emergencias médicas más avanzados en América Latina y el Caribe. A pesar de eso, como Jefe de un Cuerpo de Bomberos con más de 35 años de servicio a mi comunidad, se que las dificultades que el gobierno tendrá al expandir este servicio a todas las comunidades rurales de nuestro país serán múltiples. Y como este bebé, muchos de nosotros no podemos esperar tanto para recibir ayuda.

Por esta razón hemos tomado la iniciativa de trabajar para desarrollar un sistema alternativo para garantizar el acceso a un servicio de respuesta de emergencia rápido las 24 horas en nuestra comunidad. Con la ayuda de un programa piloto financiado inicialmente por Google, USAID y Cardinal Health, hemos estado trabajando desde octubre de 2014 con la organización Trek Medics International, formada por un grupo de paramédicos en la ciudad de Nueva York, para implementar este sistema orientado a la comunidad usando tecnología básica de celulares. Durante el pasado año, nuestra asociación ha creado un modelo diseñado específicamente para comunidades rurales con recursos limitados para responder de manera segura a los incidentes de emergencias, proporcionando cuidado pre-hospitalario y transporte al hospital más cercano. Hasta la fecha hemos respondido cerca de 150 incidentes de emergencia en un promedio de 6 minutos luego de recibir la llamada de alerta. De hecho, un estudio realizado por Columbia University en agosto de 2015 mostró que, en promedio un paciente con una condición médica aguda en la provincia de Montecristi toma 3 horas y media para llegar al hospital. Nosotros estamos promediando unos 33 minutos en el proceso de recoger al paciente y llevarlo al hospital, y día tras día, mas llamadas se están recibiendo y de comunidades más distantes. Basado en esto podemos decir que un servicio de emergencia de confianza está siendo una realidad para comunidades aisladas como la nuestra.

Mientras tanto nosotros estamos muy agradecidos y honrados por la ayuda de nuestro socio internacional, y ahora el trabajo verdadero comienza. Nuestro sistema ha estado demostrando día a día que las comunidades con menos recursos también pueden tener acceso a atención de emergencia de calidad, y que ningún niño debe morir nunca más en nuestras playas debido a que nadie sabía qué hacer. Hacemos un llamado a nuestros socios nacionales, públicos y privados, cualquiera que tenga interés en mantener nuestras playas y carreteras seguras, tome la iniciativa y unase a nosotros en la prestación de servicios públicos básicos que por tanto tiempo hemos carecido.

Colonel José Ramón Guillermo Soriano Martínez
Cuerpo de Bomberos de Manzanillo-Pepillo Salcedo

What can Beacon do for you?

Send us an email about how you think Beacon might be able to help your service.

Not readable? Change text.